El PODER de la Aromaterapia es, también, el PODER de quienes saben aprovecharla...
PODER que nada tiene que ver con cuestiones ligadas a la autoridad o a la jerarquia...
Un PODER humilde y generoso como la NATURALEZA...
Además, la Aromaterapia permite al terapeuta complementar y potenciar efectos para lograr mas sinergia con otras Medicinas Naturales...

...veamos la atmósfera de otro color y los problemas desde otro punto de vista...

...veamos la atmósfera de otro color y los problemas desde otro punto de vista...

23 julio 2011

REVISTAS - ¿Podemos combatir la alergia gracias a nuestro sistema de alimentación?

¿En qué consiste la dieta antialérgica?
Debemos empezar con la ingestión de alimentos ricos en vitaminas A, B, C y E, junto con una mayor cantidad de agua y aumento en la cantidad de Zinc y Magnesio como oligoelementos, que nos va ayudar a contrarrestar los síntomas de la alergia e incluso en aquellas personas en las que la alergia aún no ha desencadenado síntomas graves conseguir que esta desaparezca.
La vitamina C actúa como antihistamínica debido a la reducción de los puentes de disulfuro entre las cadenas moleculares del anticuerpo. Al favorecer la reducción de estos puentes, la vitamina C impide que esta inmunoglobulina se fije al antígeno y desencadene los procesos inflamatorios característicos de las alergias y estimula al sistema inmunitario para que recupere su correcto funcionamiento.

Entre los alimentos encontramos todos los cítricos, el pimiento, acerola y escaramujo. en zanahorias, remolacha, espinacas, tomates, naranjas, etc.)
La vitamina E ayuda a disminuir la síntesis de sustancias inflamatorias, se encuentra en verduras y hortalizas de color verde como los espárragos, la lechuga, los guisantes, nueces y semillas de girasol y el germen de trigo.
La vitamina A que se obtiene a partir de los carotenos (pigmentos de color naranja, rojo o amarillo) tiene efecto antioxidante por el cual contrarresta la inflamación y protege las mucosas y tejidos...
También de efecto antiinflamatorio podemos encontrar alimentos con antocianidinas y flavonoides como la quercetina, entre estos podemos encontrar los arándanos...
En cuanto a los minerales, el Magnesio colabora relajando la musculatura bronquial lisa que se contrae en estados asmáticos y el Zinc de importancia para el correcto funcionamiento del sistema inmune. Entre los primeros encontramos semillas de girasol, almendras, avellanas, etc., y entre los segundos el apio, los espárragos, las borrajas, los higos, las patatas y las berenjenas.
¿Cómo mejorar con plantas medicinales?
Una alternativa al tratamiento con vacunas son las plantas medicinales, entre estas encontramos muchas como son Helicriso, Grosellero negro, Llantén (Plantago major), Regaliz, Escutelaria (Scutellaria baicalensis), Sauco, Hisopo, Helenio, Grindelia, Fumaria, Agrimonia, Orégano francés (Plectranthus amboinicus).
Además de estas plantas con propiedades antialérgicas, es importante ayudar a nuestro organismo con plantas depurativas para el hígado como son Cardo mariano, Alcachofera, Diente de león…

Para la piel - Bardana, Pensamiento, Maíz…

Para los riñones - Vara de oro, Brezo, Cola de caballo, Enebro, Grama…

Y para el correcto funcionamiento del aparato digestivo un laxante con mucílagos como el Lino, las Zaragatonas, la Malva o con fibra.

De todas estas plantas elegiré una de cada grupo, y una buena mezcla sería Cardo mariano, Maíz y Vara de oro, que junto a la ingestión de semillas de Lino favorecerían la depuración del organismo, así como la eliminación de toxinas que pueden agravar los procesos alérgicos…
¿Cómo actúan estas plantas y cómo tomarlas?
El Helicriso interviene estimulando la secreción interna de hidrocortisonas, por su contenido en helicrisina y derivados, por lo tanto de efecto antiinflamatorio e inmunosupresor, puede tomarse en forma de infusiones, extracto o jarabe.
El Grosellero negro contiene flavonoides que actúan inhibiendo la liberación de histamina por parte de los mastocitos, estimulan la secreción de catecolaminas, consideradas hormonas antiinflamatorias e inhiben una enzima encargada de la destrucción de las sustancias citadas, se presenta como el Helicriso.
El Llantén mayor contiene verbascósido que inhibe la síntesis de leucotrienos responsables de las afecciones alérgicas y antiinflamatorias, y podemos usar en infusión, extracto, jarabe o el jugo fresco.
La raíz de Regaliz contiene una serie de principios con actividad antiinflamatoria similar a la de los glucocorticoides, motivo por el que su uso en el tratamiento de la alergia será poder reducir las dosis de éstos administrados externamente, y con ello, disminuir sus efectos secundarios.

Podemos usarlo en forma de decocción o extracto.

Aunque debemos tener cuidado con su uso de manera prolongada ya que puede producir efectos negativos en el organismo con aumento de la presión sanguínea…
El uso de Escutelaria (Scutellaria baicalensis) que se presenta en forma de extracto, ya que es una planta procedente de la medicina tradicional china, posee un efecto antihistamínico al inhibir las reacciones dependientes de la inmunoglobulina E, por tanto reduce el picor nasal, estornudos y la congestión nasal que acompaña a la rinitis alérgica.
El Orégano francés - planta originaria de las regiones tropicales de Asia oriental y cultivada desde hace años en Cuba, esta planta impide la síntesis de los mediadores alérgicos y de su liberación por tanto de propiedades antialérgicas con carácter preventivo, normalmente se presenta en forma de extracto.
El resto de las plantas mencionadas se pueden asociar a cualquiera de éstas, aunque por sus efectos positivos debemos tener en cuenta que en nuestros preparados se encuentre preferentemente el Helicriso.
***

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada