El PODER de la Aromaterapia es, también, el PODER de quienes saben aprovecharla...
PODER que nada tiene que ver con cuestiones ligadas a la autoridad o a la jerarquia...
Un PODER humilde y generoso como la NATURALEZA...
Además, la Aromaterapia permite al terapeuta complementar y potenciar efectos para lograr mas sinergia con otras Medicinas Naturales...

...veamos la atmósfera de otro color y los problemas desde otro punto de vista...

...veamos la atmósfera de otro color y los problemas desde otro punto de vista...

12 octubre 2010

AJO - RECETA BUDISTA


RECETA BUDISTA
Receta de un fármaco encontrado en un monasterio budista.
En 1972, se descubrió en el Tíbet un viejo manuscrito budista, en el que se describe una “receta panacea” a base de ajo, para prácticamente todo tipo de enfermedad, en dónde es necesaria alguna forma de desintoxicación corporal. Fue, desde que hay registros de su historia, considerado como un poderoso depurativo.
En la actualidad, numerosas investigaciones con rigor científico, confirman y extienden las propiedades que desde tiempos inmemoriales, justamente, se le asignan, ya Louis Pasteur comenzó demostrando la acción antibacteriana del Ajo en el año 1858.
*
El Ajo - Allium sativum, es una planta herbácea de la familia de las liliáceas que se cultiva en zonas de clima templado y seco para obtener bulbos aromatizantes y medicinales.
Esta es la definición básica que podemos encontrar en cualquier enciclopedia, pero el Ajo es, cultural e históricamente, más, mucho más...
HISTORIA
Originario de Asia Central el Ajo es mencionado en la Biblia y en el Talmud, sus usos se referencian en los papiros egipcios de Ebbers.
Los grandes médicos de la historia, Hipócrates, Galeno, Celso, Plinio el viejo, y Disocorides no dejan de describir al Ajo como cura para una gama muy amplia de patologías.
Las primeras menciones en China datan del año 510 a. de C. aunque no se descarta su uso desde más antiguo.
...El manuscrito hallado en las montañas del Tibet traducido al castellano, y que tantas expectativas ha levantado como así lo reflejan muchísimos testimonios de personas que han realizado esta cura o receta a base de alcohol de uso interno y Ajos machacados.
Es importante tener en cuanta los siguientes aspectos:
· Científicamente, a priori, no tiene ninguna contraindicación conocida actualmente.
No deben tomarlo las personas con úlceras intestinales.
En general todas las personas que tomen alguna medicación (sobre todo, si es "para no tener la sangre espesa" o sea, anticoagulantes) es conveniente preguntar primero al médico o especialista.
· El color verdoso que adquiere el alcohol macerado en los Ajos, es completamente normal debido a ciertos principios activos que contiene el Ajo.
· Una vez el preparado está listo, hay que guardarlo en la nevera o frigorífico, si bien en caso de realizar un viaje puede llevarse en un botecito de cristal con cuentagotas, para no interrumpir la tabla que expondremos a continuación.
· Durante los primeros días pueden producirse manifestaciones y reacciones como erupciones cutáneas, mareos o dolor de estómago, muchas de estas causas son debidas a la acción desintoxicante del Ajo en nuestro organismo.
Es aconsejable siempre que estos síntomas los consulte con su médico de confianza pero no debe de alarmarse.
· La desintoxicación de impurezas de la sangre y del organismo en general es tan general que no conviene repetir el tratamiento hasta transcurridos 5 años aunque eso no signifique que según la constitución de la persona pueda volver a realizarlo en dos o tres años nuevamente.
· Es muy aconsejable que al iniciar esta receta, no se descuide el seguir la tabla ningún día, con el fin de que sea efectiva en su salud.
· Acompañe el inicio de la receta budista con una buena alimentación a base de frutas, verduras frescas, especialmente Apio crudo, arroz integral, etc.
· Con respecto al alcohol que utilizaremos para el macerado con los Ajos, sirve el alcohol de farmacia de USO INTERNO, que en España desgraciadamente sufre un gran impuesto, como si se tratara del alcohol para bebidas alcohólicas.
¿Qué cura este preparado de extracto de Ajo?

Entre otros muchos beneficios limpia el organismo de las grasas y los libera de los cálculos depositarios.
Mejora el metabolismo y hace los vasos sanguíneos elásticos.
Disminuye el peso del cuerpo llevándolo al peso normal.
Deshace los coágulos de sangre.
Cura el miocardio enfermo, la arteriosclerosis, la isquemia, la sinusitis, la hipertensión y las enfermedades broncopulmonares...
En sí, todo el organismo se recupera.
Recomendación
Quien se dedique a curarse de alguna enfermedad que lo aqueja o lo haga sufrir, tiene que ser constante y persistente en el seguimiento de esta receta, sin desesperarse en curarse, porque la recuperación es lenta, pero segura y eficaz.
Ingredientes y preparación
-
350 gramos de Ajo triturado.
- 1/4 de litro de aguardiente o alcohol apto para consumo interno de 70º.
Los 350 gramos de Ajo, una vez triturados, se vaciarán en un tarro de cristal junto con 1/4 de litro aguardiente.
El tarro se cerrará herméticamente y se meterá en el refrigerador (nevera) durante 10 días.
Al terminar los 10 días se filtrará con un colador fino de manta, lino o tela fina.
Introducir el líquido que hemos colado de nuevo en el tarro y meterlo otros 2 días al refrigerador.
Al terminar los 2 días el fármaco ya esta preparado para empezar a tomarlo de la siguiente manera…
A gotas con un poco de leche o agua, antes de empezar las comidas, siguiendo la siguiente tabla:
Día 1 - desayuno - 1 gota, comida - 2 gotas, cena - 3 gotas.
Día 2 - desayuno - 4 gotas, comida - 5 gotas, cena - 6 gotas.
Día 3 - desayuno - 7 gotas, comida - 8 gotas, cena - 9 gotas.
Día 4 - desayuno - 10 gotas, comida - 11 gotas, cena - 12 gotas.
Día 5 - desayuno - 13 gotas, comida - 14 gotas, cena - 15 gotas.
Día 6 - desayuno - 16 gotas, comida - 17 gotas, cena - 18 gotas.
Día 7 - desayuno - 17 gotas, comida - 16 gotas, cena - 15 gotas.
Día 8 - desayuno - 14 gotas, comida - 13 gotas, cena - 12 gotas.
Día 9 - desayuno - 11 gotas, comida - 10 gotas, cena - 9 gotas.
Día 10 - desayuno - 8 gotas, comida - 7 gotas, cena - 6 gotas.
Día 11 - desayuno - 5 gotas, comida - 4 gotas, cena - 3 gotas.
Día 12 - desayuno - 2 gotas, comida - 1 gota, cena - 25 gotas.
Día 13 - desayuno - 25 gotas, comida - 25 gotas, cena - 25 gotas.
Un sencillo ejemplo para que entendamos la tabla: El primer día que empiezo, en el desayuno tomo una gota en medio vaso de agua, en la comida tomo dos gotas y en la cena 3 gotas.
Al día siguiente (día 2), en el desayuno tomaré 4 gotas, en la comida 5 y en la cena 6 gotas.
Cuando llegue al día 6 tomaré 16 gotas en el desayuno, 17 en la comida y 18 en la cena, pero al día siguiente (día 7) irá disminuyendo de manera que tomaré 17 gotas en el desayuno, 16 en la comida y 15 en la cena y cuando llegue al día 12, entonces tomaré 2 gotas en el desayuno, 1 en la comida y 25 en la cena.
Es a partir de ese día, que ya la tabla no nos hará falta pues deberemos tomar en adelante, 25 gotas en cada desayuno, comida y cena hasta que se acabe la tintura o macerado de Ajo.

***
Propiedades Medicinales del Ajo
El Ajo cuenta con diferentes propiedades medicinales beneficiosas para nuestro organismo.
Propiedades de uso INTERNO
Circulación - La presencia de componentes sulfurosos, así como la aliína, y del ajoeno, la hace muy importante en otorgar a esta planta propiedades antitrombóticas (no formación de coágulos en la sangre) por lo que resulta muy adecuada para fluidificar la circulación sanguínea y evitar o luchar contra las enfermedades circulatorias como arteriosclerosis, hipertensión, colesterol, infarto de miocardio, angina de pecho y otras relacionadas con una mala circulación como las hemorroides.
Diurético - Favorece la eliminación de líquidos corporales, siendo muy adecuada en casos de reumatismo, hidropesía, edemas, y vejiga.
En caso de gota resulta muy interesante la decocción de 4 dientes de Ajo en un litro de agua y tomar 2 vasos al día.
Bactericida - Por su contenido en compuestos ricos en azufre, es uno de los mejores remedios naturales para combatir procesos infecciosos del aparato respiratorio (gripe, bronquitis, faringitis, etc.), digestivo (putrefacciones intestinales, diarrea, etc.) o excretor (infecciones renales, cistitis, etc.).
Es famosa la historia de "El vinagre de los 4 ladrones", que nos cuenta cómo, en 1721 cuatro condenados a muerte fueron dejados en libertad con la condición de que enterraran a los muertos de la peste de Marsella.
Parece ser, que no se contagiaron porque bebían vino con Ajo.
Es especialmente indicado para calmar la tos de origen bacteriano, con funciones de expectorante.
Por sus propiedades bactericidas, resulta especialmente indicado cuando el dolor de oídos responde a un infección interna del oído medio.
Como receta casera a esta dolencia podemos comer Ajo crudo en ensaladas.
Digestivo - Favorece la digestión, al estimular el hígado, la vesícula y el páncreas aunque debería evitarse en aquellos casos en que exista hiperclorhidria (acidez estomacal) así como en estómagos delicados, aunque parece tener un efecto positivo en el tratamiento de la úlcera.
Más del 90% de úlceras duodenales y un 70% de úlceras de estómago tienen su origen en la actividad agresiva de la bacteria Helicobacter pyilori.
El Ajo posee propiedades antibióticas, por lo que resulta ideal para tratar las úlceras al combatir este microorganismo.
La ingestión de unos 9 dientes de Ajos al día, según algunos expertos, sería una buena alternativa natural al tratamiento con antibióticos.
También es aconsejable tomarlo machacado y mezclado con mantequilla.
Anticancerígeno - Estudios recientes parecen asociar el consumo del Ajo con la inhibición del cáncer.
Los compuestos azufrados parecen ser los responsables en la lucha contra la aparición de células cancerosas en el estómago, hígado, pecho, etc.
El flavonoide quercetina, por sus efectos antioxidantes, también parece jugar el mismo papel en este sentido.
Este mismo flavonoide resulta muy útil para disminuir las reacciones alérgicas producidas por el polen.
Sida - El probado valor bactericida del Ajo, así como sus propiedades antioxidantes, podrían ser interesantes en la ayuda contra las infecciones.
Favorece la actividad de la memoria...
Se ha comprobado que el Ajo contiene una serie de sustancias que ayudan a formar los neurotransmisores o “mensajeros” que van de una neurona a otra en el cerebro, facilitando su trabajo, con lo cual se favorece en último extremo la capacidad de memoria, aprendizaje, inteligencia, etc.
Propiedades de uso EXTERNO
Picaduras de insectos, hongos o enfermedades de la piel
- Sus propiedades bactericidas la convierten en un buen desinfectante contra las mordeduras o picaduras de animales, especialmente de insectos, así como la mayoría de afecciones de la piel, especialmente infecciosas, como los hongos, llagas, heridas y quemaduras.
Para ello podemos mojar la zona afectada con una gasa mojada en tintura o simplemente frotar la parte afectada con jugo de Ajo.
También puede utilizarse para combatir la sarna frotando la parte afectada con Ajo machacado en aceite de oliva.
Para las verrugas podemos crear una cataplasma de Ajo sobre la verruga, sin afectar el resto de la piel y para los callos usaremos una cataplasma de diente de Ajo machacado con un poco de Perejil únicamente sobre la zona afectada, sin afectar al resto de la piel, porque en la piel sana puede producir ampollas.
El Ajo en uso externo puede provocar dermatitis por contacto en algunas personas.
Las propiedades bactericidas del Ajo se demostraron sobradamente en las dos últimas guerras mundiales, cuando se utilizaba su jugo para desinfectar las heridas de los soldados.
Dolor de oídos - Para tratar las infecciones del oído u otitis debemos suministrar un par de gotas de aceite de Ajo dentro del oído.
Cuando sientas los oídos inflamados y con dolor, especialmente al tomar algo, tuesta al fuego directo un diente de Ajo pequeño hasta que se ponga de color café.
Aún calentito, se envuelve en algodón y lo colocas en el oído afectado por unos 10 minutos 3 veces al día.
Ardor de pies - Por sus propiedades fungicidas resulta muy adecuado para combatir el ardor en los pies producido por la infección del pie de atleta.
Para ello debemos macerar de 8 ó 9 dientes de Ajo en aceite de Oliva durante 3 días y aplicar el aceite con una gasa entre los dedos de los pies.
Algunos investigadores también asocian al Ajo efectos beneficiosos contra la impotencia
- Hay que recordar que muchos casos de impotencia se deben a una mala circulación de la sangre que dificulta su llegada al pene y en consecuencia la erección.
En estos casos se aconseja tomar durante 15 días seguidos un diente de Ajo crudo al día.
Este ciclo de 15 días se debe repetir cada 2 ó 3 meses.
Desde antiguo, el Ajo ha sido utilizado para tratar las arrugas que se encuentren pegadas directamente a la piel, sin un tronco o pie que las estreche en la parte inferior
- Muchas de estas arrugas se encuentran relacionadas con virus y el Ajo colabora en su desaparición.
Para ello debe cortarse un diente de Ajo por la mitad y, con la parte central, el corazón, frotar un par de minutos sobre la arruga.
Repetir esta operación dos veces al día hasta que desaparezca la lesión.
El ajo también es beneficioso para tratar los callos y durezas - Lo aconsejable es utilizar emplastos - machacar en un mortero 4 dientes de Ajo, añadir un poco de aceite de Oliva y dejar reposar la mezcla durante 10 minutos.
Verter la mezcla sobre una gasa o compresa y aplicar manteniéndola 24 horas. Pasado este tiempo levantar la venda y, una vez reblandecida la lesión, eliminarla con la ayuda de una lima de piel, piedra pómez, etc.
OTROS USOS
Alimento - Es una planta que no debería faltar nunca en la mesa y debería comerse siempre cruda, pues la cocción destruye sus componentes esenciales.
Se debería comer en ensaladas y en crudo para no destruir sus propiedades medicinales...
Los principales beneficios que nuestro organismo puede encontrar en el Ajo:
· Incrementa las defensas del organismo, mejorando nuestra respuesta a virus y bacterias.
· Es antiinflamatorio.
· Es anticoagulante, vasodilatador y depurador.
· En uso tópico, su jugo es un estupendo antiséptico.
· Ayuda en la hipertensión protegiendo al mismo tiempo el corazón y las arterias, dándoles mayor flexibilidad y manteniéndolas libres de depósitos de colesterol.
· Cura el miocardio enfermo.
· Ayuda a incrementar el nivel de insulina, reduciendo así los niveles de azúcar en la sangre.
· Algunos estudios parecen demostrar que ayuda a incrementar el nivel de serotonina en el cerebro, ayudando a combatir el estrés y la depresión.
· Aumenta la producción de testosterona.
· Limpia el organismo de las grasas y lo libera de los cálculos depositados.
· Mejora el metabolismo y disminuye el peso del cuerpo llevándolo al peso normal.
· Cura la isquemia, la sinusitis y las enfermedades broncopulmonares.
· Hace desaparecer el dolor de cabeza.
· Cura el reumatismo, la gastritis, las úlceras de estómago y las hemorroides.
· Absorbe todo tipo de tumores internos y externos.
· Cura los disturbios de vista y oído.
***
El ajo en la COCINA
Son innumerables las posibilidades del uso del Ajo en la cocina.
Contrariamente a lo que se puede pensar, su sabor y aroma no predominan necesariamente en los platos donde es utilizado.
En la cocina china, junto con el Jengibre son los aromas más importantes...
Usado en la cocina indiana y en la occidental, agrega un gusto a todos los tipos de carnes, pescados y verduras.
Es esencial en la cocina mexicana y en la cocina de la América Meridional, es un ingrediente fundamental también en la cocina francesa, donde encontramos la mantequilla y la mayonesa al Ajo (mantequilla que se sirve con los caracoles) y la sopa de Ajo.
El Ajo es el condimento perfecto para la carne de cordero, carnero y cabrito.
Se usa para hacer asados de carne, en potajes y platos de legumbres...
Hay un refrán que dice: "Ajo hervido, Ajo perdido", y es que cuanto más tiempo hierve, su sabor es más suave.
Por otra parte, si el Ajo se quema, amarga.
El Ajo es el ingrediente principal de muchos platos de la cocina mediterránea - allioli, pesto genovés, gazpacho, ajoarriero, sopa de Ajo...
Para pelar esos dientes de Ajo, que tanto esfuerzo nos cuesta, hay un sistema que nos ahorrará la mitad del esfuerzo y del tiempo.
Consiste en dejar en remojo con agua templada, los dientes separados, de modo que el agua reblandezca la piel.
El agua se pone de un día para el otro.
Pero si no tenemos tiempo de dejarlos en remojo de un día para otro, lo que podemos hacer es remojarlos en agua muy caliente durante 5 minutos.
Para evitar que se altere el sabor del Ajo durante una cocción, introduzca en los fondos o caldos los Ajos machacados y pelados, de esta forma evitará que se quemen en las cocciones.
Para darle perfume a Ajo a un plato de carnes, a menudo se aconseja mechar la carne con los Ajos, no es necesario tanto trabajo, pele los Ajos y póngalos en la fuente de cocción de la carne, de esta forma perfumará la carne sin que usted se haya tomado tanto trabajo.
Después de la cocción, o bien presente estos Ajos como parte de la guarnición o hágalos puré mezclando el puré de ajo con un poco de puré de papas para suavizar un poco la preparación.
Para que el Ajo no se queme ni deje un sabor amargo en las comidas, lo ideal es incorporarlo a la preparación, después que los demás vegetales hayan soltado su jugo.
Las propiedades del Ajo son ciertas y muy parecidas a las de la Cebolla y junto a la Cebolla conforman un poderoso anticancerígeno...
"Invertir en conocimientos produce siempre los mejores beneficios."
Benjamin Franklin
*
Plantas Medicinales » Ajo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada