El PODER de la Aromaterapia es, también, el PODER de quienes saben aprovecharla...
PODER que nada tiene que ver con cuestiones ligadas a la autoridad o a la jerarquia...
Un PODER humilde y generoso como la NATURALEZA...
Además, la Aromaterapia permite al terapeuta complementar y potenciar efectos para lograr mas sinergia con otras Medicinas Naturales...

...veamos la atmósfera de otro color y los problemas desde otro punto de vista...

...veamos la atmósfera de otro color y los problemas desde otro punto de vista...

11 octubre 2010

MEDICINA NATURAL


La utilización de plantas medicinales se ha producido en todas las culturas desde tiempos remotos siendo cada vez más los estudios científicos sobre los mecanismos de actuación y las propiedades terapéuticas de muchas de estas plantas medicinales.
Aunque tienen, por lo general, menos efectos secundarios que los fármacos de síntesis, tampoco son inocuas, y algunas de ellas son, incluso altamente peligrosas.
La Fitoterapia se considera especialmente útil en el tratamiento de afecciones leves o moderadas, así como de afecciones crónicas.
En nuestro siglo, los grandes avances científicos y tecnológicos permitieron desarrollar sustitutos artificiales a los naturales.
Sin embargo, el nivel de deterioro del ambiente, a raíz de la contaminación, ha producido un vuelco de mentalidad, sobre todo en países desarrollados, donde en los últimos veinte años se ha verificado una tendencia de volver a los productos naturales, libres de contaminación, al uso de hierbas medicinales, plantas aromáticas y plantas condimentarías.
También la toma de conciencia de que los productos artificiales podrían ser dañinos para la salud, ha contribuido a cambiar las tendencias de la demanda. Este renacimiento de interés por las plantas medicinales, suscita el problema de las orientaciones adecuadas para el éxito de las actividades de experimentación en proyectos porque, incluso si la humanidad entera concentrase en ello sus esfuerzos, es poco probable que algún día se llegue a estudiar a fondo las 500.000 especies vegetales que crecen en el planeta.
Era entonces lógico adoptar, para la selección de las plantas, el método de las investigaciones en el campo de la medicina popular, depositaria de una experiencia acumulada a lo largo de los siglos; esto, al asociar las plantas medicinales y la farmacología.
Por ende, el arsenal terapéutico moderno se nutre en buena parte de los principios activos de las plantas, ya sean aislados de ellas u obtenidas por síntesis.
Las ventajas del empleo de las plantas son que junto a sus principios activos existen en muchos casos otros constituyentes de acción sinérgica, que potencian su acción y le hacen más completa y duradera que el principio o principios activos aislados.
Desde el punto de vista de la Naturopatia, el estado morboso que se manifiesta a través de la enfermedad, es la consecuencia de una larga cadena de reacciones del organismo humano, ante las relaciones permanentemente deterioradas que se dan entre el medio que nos rodea.
“La enfermedad se podrá vencer si antes armonizamos la relación de estas fuerzas internas y externas.”
Es decir debemos integrar la totalidad de la persona para nuestros estudios y no solamente la parte somática.
Debemos de tener en cuenta que una enfermedad no es simplemente un problema físico, sino más bien, es un problema de toda la persona, la cual comprende no solamente el cuerpo físico , mental y la energía que en el participan.
Ello constituye el TODO integral del individuo.
Este Todo debe considerar además el entorno que lo rodea.
No debemos olvidar que los remedios a base de plantas medicinales presentan una inmensa ventaja con respecto a los tratamientos químicos.
En las plantas los principios activos se hallan siempre biológicamente equilibrados por la presencia de sustancias complementarias, que van a potenciarse entre si, de forma que en general no se acumulan en el organismo, y sus efectos indeseables están limitados.
Pero habría que reconocer que la Fitoterapia presenta a menudo ventajas indiscutibles con relación a los medicamentos modernos.
Toda vez que las sustancias biológicas activas de las plantas son productos debidos al metabolismo de un organismo vivo, una gran parte de ellas son asimiladas por el organismo humano en forma más natural que los medicamentos sintéticos, que por definición, le son extraños.
Razones que se aducen hoy para el empleo de la Fitoterapia
· Peligrosidad de los elementos de síntesis.
Son útiles en muchos casos, debido a los efectos no deseados debido a la potencia y agresividad de los elementos no fitosanitarios (talidomida).
· Droga natural es mejor tolerada por el organismo humano que el medicamento de síntesis.
Las plantas usadas en Fitoterapia por norma general son de acción suave y carentes en general de toxicidad, hay excepciones (digiltal).
· La actividad de la droga es diferente a la del principio activo aislado.
En la droga existen numerosos componentes químicos que pueden influir de diferente manera aunque no sea el propio principio activo.
Pueden aparecer fenómenos de sinergia (Manzanilla - antiespasmódico con dos principios activos: bisabolol y flavonoides).
Las saponinas en si no tienen efecto cardiotónico, pero favorecen su absorción aumentando la biodisponibilidad.
El opio es mejor tolerado que la morfina, esto se debe a que en el opio la morfina va unida al ácido meconico, liberandose gradualmente.
· El hecho de que la droga sea una mezcla de distintos componentes.
Argumentan que puede restar eficacia, seguridad y calidad.
Farnsworth indicaba " no se pueden sacar conclusiones entre el uso de determinados medicamentos de síntesis entre plantas medicinales pues no se han hecho estudios comparativos”.
No se pretende la sustitución de una por otra sino alcanzar entre ambas el equilibrio.
· Actualmente las plantas se pueden usar con mayor rigor científico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada