El PODER de la Aromaterapia es, también, el PODER de quienes saben aprovecharla...
PODER que nada tiene que ver con cuestiones ligadas a la autoridad o a la jerarquia...
Un PODER humilde y generoso como la NATURALEZA...
Además, la Aromaterapia permite al terapeuta complementar y potenciar efectos para lograr mas sinergia con otras Medicinas Naturales...

...veamos la atmósfera de otro color y los problemas desde otro punto de vista...

...veamos la atmósfera de otro color y los problemas desde otro punto de vista...

29 marzo 2009

UNIVERSO ~ PLANTAS ~ HOMBRE


LA RELACION entre EL UNIVERSO, EL MUNDO VEGETAL y EL HOMBRE

En la Antigüedad se creía que el universo estaba regido por siete funciones primarias que abarcaban todos los niveles de la existencia, desde el macrocosmos de la naturaleza al microcosmos del hombre.
Estas fuerzas que rigen la existencia fueron representadas en la tradición cultural grecolatina por los dioses del Olimpo, que con sus historias mitológicas dan a conocer las vías a través de las cuales estas leyes actúan en el mundo…
De la misma forma, los siete planetas principales que forman parte del sistema solar toman el mismo tipo de cualidades y energías que los dioses que representan.
El hombre forma parte de la creación. Es posible encontrar la analogía entre los planetas y el microcosmos del hombre y en la naturaleza, y agruparlas bajo un mismo “símbolo”, razonando por analogía, buscando las similitudes, la identidad oculta entre planos distintos originada por el mismo tipo de fuerzas que posee formas destintas, mas allá de las apariencias.
Paracelso, asombroso medico del año 1500, desarrollo este fundamental concepto hermético, según el cual el hombre es reflejo y fiel imagen del universo: “El hombre es un mundo que contiene el cielo y la tierra, el aire y el agua y todos los distintos principios que constituyen el reino mineral, el vegetal y el animal, y el mas alto influye sobre el más bajo”.
En el mundo vegetal la dependencia de la función planetaria, el tipo de fuerza que da vigor y forma a la planta, era denominada signatura rerum por los alquimistas medievales, la impronta o marca…
“Las cosas que vemos no son los principios activos, sino solo el corpus que los contiene; las formas visibles solo son expresiones externas de los propios invisibles. Las formas son el vehiculo de los poderes.”
Lo que cura no solo son los principios activos, sino la “vibración energética que absorbemos a través de la planta, resintonizándonos con su frecuencia, y contactando con ese tipo de energía de la cual la propia planta es portadora.
La planta es un ser que evoluciona a partir de una semilla, pasando por los procesos de crecimiento y de desarrollo de las hojas y de la flor, hasta la producción del Aceite Esencial, su componente mas inmaterial y cercano a la luz.

Según la tradición, cada planta posee la fuerza de uno o varios planetas.

Es posible asociar las distintas funciones del cuerpo con las energías simbolizadas por los siete planetas. Funciones y partes del cuerpo gobernadas por un determinado planeta podrán curarse con plantas que “poseen” el mismo tipo de energía, que “atraen” los elementos correspondientes en el cuerpo humano.
El significado simbólico de los planetas se extrae del mundo de los mitos, que tienen un valor universal para el hombre y representan las leyes profundas que regulan la existencia humana.

“No existe un solo poder invisible en el cielo que no encuentre su principio equivalente en el intimo cielo del hombre; lo esta arriba actúa sobre lo que esta debajo, y esto reacciona primero.”

PARACELSO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada