El PODER de la Aromaterapia es, también, el PODER de quienes saben aprovecharla...
PODER que nada tiene que ver con cuestiones ligadas a la autoridad o a la jerarquia...
Un PODER humilde y generoso como la NATURALEZA...
Además, la Aromaterapia permite al terapeuta complementar y potenciar efectos para lograr mas sinergia con otras Medicinas Naturales...

...veamos la atmósfera de otro color y los problemas desde otro punto de vista...

...veamos la atmósfera de otro color y los problemas desde otro punto de vista...

10 febrero 2009

LOS COLORES y EL SER HUMANO


Los colores influencian el estado de conciencia del Ser Humano, con sus vibraciones, virtudes que se conocían en el mundo de la Magia desde la antigüedad, pero que hasta hace relativamente poco no han transcendido. Hoy en día todos sabemos que el color Verde tranquiliza, el Rojo crea un estado de excitación o que el Azul predispone a la meditación. Recientes estudios han demostrado la eficacia de los colores en curar determinadas dolencias, esta manera de curación se denomina, que no es otra cosa que el conocimiento de dichas vibraciones, y su influencia en la psique humana. Como sabemos los colores son los rayos de luz reflejados o emitidos por los objetos que vemos a través de nuestros ojos. Esta radiación luminosa tiene la capacidad de influir de forma positiva o negativa. Veamos pues las vibraciones que emiten los diferentes colores.

Rojo: Corresponde al elemento Tierra. Es un color muy estimulante, que acrecienta la capacidad de trabajo y la sexual, pero además exaspera los nervios, ya que está muy vinculado a la violencia. Estrechamente ligado con el terreno sexual y el despertar de la pasión. En Vudú, se utiliza para vencer a los enemigos. En la antigüedad fue la carta de presentación de los más altos dignatarios, debido a que el rojo, así como sus derivaciones: escarlata, granate, bermellón, etc., simbolizaba el poder y la riqueza.
Naranja: Se asocia con la puesta de sol, y transmite efectos sedantes que actúan sobre los nervios. Aumenta y favorece la capacidad de concentración, así como desarrolla la atracción. Simboliza la voluntad, animosidad y los buenos deseos. Es el color que corresponde al elemento Agua. Este color es utilizado por los seguidores de la
diosa Krishna.
Amarillo: Es el color asociado a la luz del sol, es estimulante de las emociones fuertes, también se relaciona con los celos. La ira, enfermedad y malos propósitos, las discusiones, enemistades y la cobardía. Corresponde al elemento Fuego. En la
Magia, este color simboliza la riqueza monetaria y el éxito en los negocios.
Verde: Es el color de la Naturaleza, aunque corresponde al elemento Aire. Sus vibraciones son sedantes, actuando directamente sobre la psique. En Vudú, se utiliza mayormente para alejar las influencias maléficas, y librarse de aquellas personas de las que no desea su contacto o amistad. También se usa para obtener éxito en inversiones financieras.
Celeste: Es un color cuyas vibraciones tienen poderes curativos, producen un estado de calma, y es un gran inductor a la espiritualidad. Atrae el entendimiento, protección, paz y tranquilidad. Corresponde al elemento Aire. En Vudú, este color se utiliza para provocar enfermedades e inclusive la muerte, aunque también como protección e inductor de éxitos.
Azul Marino: Es el color del grado máximo de espiritualidad. Significa la manifestación del espíritu. También se le considera como un color incómodo y desafortunado. Sus vibraciones a menudo producen depresión, malhumor, impetuosidad, inconstancia y variabilidad.
Violeta: Es el color de los ascetas, y de aquellos que poseen una espiritualidad muy elevada, debido a que corresponde al espíritu manifiesto. Esta en relación directa con la ambición y se dirige especialmente al poder y el éxito. Fortalece la voluntad de la misma manera que crea tensiones. Este color fue identificado en los años 60 por el movimiento hippie, como el color de la muerte de espíritu, y su uso se limitaba a manifestaciones de dolor y luto. En las ceremonias Vudú, este color es conocido como Lavanda, que provoca enfermedades, daño y mala
suerte; aunque también permite salir indemne de las situaciones más embarazosas.
Azul Añil: Este es un color que se encuentra en menor medida en la naturaleza, y por ello tiene menos fuerza en nuestro subconsciente, pero parece ser propicia la intuición y la sensibilidad psíquica.
Rosa: Se encuentra en menor medida, pero siendo un tono del rojo parece ser que conserva las propiedades de éste hacia las relaciones sexuales, pero de una forma suave, sin tanta pasión ni energía, por ello es símbolo de timidez y amabilidad.
Marrón: Es el color de la solidez y la fuerza. Simboliza la permanencia y perseverancia. También y más frecuentemente, se relaciona con la vacilación y la duda, aumenta la incertidumbre, simbolizando lo incomprensible, desconocido y neutro, afectando negativamente a toda energía. En el
ritual Vudú, este color se usa para atraer dinero y amistad.
Gris: Es el color de la neutralidad y la duda. Favorece el estancamiento, anulación y ruptura.
Blanco: Es el color que se usa en rituales de purificación, ya que simboliza la pureza, inocencia, fe, verdad y sinceridad. Rompe con las maldiciones o las condiciones adversas, además incrementa la fuerza espiritual. En la India este color va único al luto y la muerte. En las ceremonias Vudú, la vela de este color se usa para procurar paz de espíritu, la armita en el hogar, la fidelidad entre los cónyuges, y para el logro de propósitos difíciles.
Negro: Es la ausencia de luz y por lo tanto de color, la oscuridad representa lo desconocido, el miedo, la no existencia, en la
noche más oscura el hombre en sus estados más primitivos cualquier acción a realizar requeriría sin duda una gran concentración especialmente puesta en marcha por parte del resto de los sentidos. Este color representa el aislamiento, la soledad, y de alguna manera la falta de sociabilidad, vitalidad y por lo tanto en algunas sociedades asocia con la muerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada