El PODER de la Aromaterapia es, también, el PODER de quienes saben aprovecharla...
PODER que nada tiene que ver con cuestiones ligadas a la autoridad o a la jerarquia...
Un PODER humilde y generoso como la NATURALEZA...
Además, la Aromaterapia permite al terapeuta complementar y potenciar efectos para lograr mas sinergia con otras Medicinas Naturales...

...veamos la atmósfera de otro color y los problemas desde otro punto de vista...

...veamos la atmósfera de otro color y los problemas desde otro punto de vista...

10 abril 2009

ZONA de INTESTINO y LINFA


Cuando los males son demasiado frecuentes en dicha zona, se debe revisar el entorno y buscar la fuente emocional de los problemas:

~ Incapacidad para asimilar el exterior.
~ Frustración por permanecer en segundo plano.
~ Sufrir por no tener lo que desea.
~ Retener demasiado las posesiones, ya sean sentimentales, familiares, sociales o económicas.
~ Falta de ambición, metas o aspiraciones.
~ Temor a no poder llegar al termino de la empresa que se esta realizando.
~ Debilidad de carácter, debilidad de personalidad. No saber decir no a las cosas que no interesan, y no saber decir si a las que interesan.
~ Tendencia a la abulia en las cuestiones importantes, y a obsesionarse por las tonterías.
~ Temor a elevarse más de la cuenta. Pánico al triunfo o a la posesión de dinero.
~ Búsqueda de la seguridad en la sombra.
~ Querer tapar con una supuesta intelectualidad la propia ignorancia, o querer resaltar la ignorancia ajena.
~ Tendencia a las actitudes antisociales, a criticarlo todo, a renegar por todo, a no estar contento con nada.
~ Actitud delictiva, aunque sea de forma escondida y en aspectos leves.
~ Creer que las cosas se solucionaran siempre por si mismas, sin esfuerzo de nuestra parte.

SOLUCIÓN

Reconocer la falta emocional y ponerle remedio, y aromatizar el ambiente con fragancias de Pino y Limón…

De Citronela, Hierba Luisa, Jengibre, Lemongrass, Melisa…

De Azahar, Jazmín, Geranio, Incienso, Ilang Ilang, Enebro, Lavanda, Manzanilla, Romero, Rosa, Salvia, Vainilla…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada