El PODER de la Aromaterapia es, también, el PODER de quienes saben aprovecharla...
PODER que nada tiene que ver con cuestiones ligadas a la autoridad o a la jerarquia...
Un PODER humilde y generoso como la NATURALEZA...
Además, la Aromaterapia permite al terapeuta complementar y potenciar efectos para lograr mas sinergia con otras Medicinas Naturales...

...veamos la atmósfera de otro color y los problemas desde otro punto de vista...

...veamos la atmósfera de otro color y los problemas desde otro punto de vista...

22 enero 2009

REVISTAS ~ NO TODO ES AROMATERAPIA


La palabra Aromaterapia aparece cada vez con mayor frecuencia; y del mismo modo, los estantes de los lugares de comercialización, que van desde quioscos hasta supermercados, se llenan de pequeños frascos con aceites florales, jabones e incluso velas que se venden bajo el rótulo de Aromaterapia. Pero la fragancia no es sinónimo de curación y, por lo mismo, una esencia química, que puede oler igual y ser considerablemente más barato, no tendrá un efecto sanador.

El Jazmín, por ejemplo, tiene un componente aromático activo el jazmón, fácilmente sintetizable en un laboratorio. El resultado es un producto que tiene el mismo aroma que el Jazmín auténtico, pero ninguna de sus propiedades curativas.

Los Aceites Esenciales vienen de distintas partes del mundo. La Lavanda, por ejemplo, viene de Francia, mientras que el Pachulí, el Jengibre y el Sándalo vienen de la India. En Bulgaria, se encuentran los mejores cultivos de Rosas; en cambio, la Manzanilla se puede obtener en Chile o importar desde Marruecos. Se trata de que el lugar de origen presente las condiciones óptimas para el desarrollo de cada tipo de planta, para lograr de esta manera el mejor efecto terapéutico. Actualmente, en Argentina, se trabaja también en la destilación de Aceites Esenciales provenientes de plantas nativas.
Un dato práctico para saber cuándo se está hablando de Aceites Esenciales puros es fijarse en que los precios, a pesar de ser de la misma marca y volumen, sean distintos. Un Aceite Esencial de Pino, por ejemplo, no cuesta lo mismo que un Aceite Esencial de Bergamota o de Limón. Dependiendo de la exclusividad del producto y del lugar de procedencia, obviamente los precios varían.
Al optar por este tipo de terapia, parece fundamental tomar en cuenta la calidad y la pureza de los productos.
Pero la labor del aromaterapeuta no consiste sólo en reconocer la pureza de los productos, sino también en hacer un diagnóstico adecuado para cada paciente. Para no cometer errores al optar por un tratamiento aromaterapéutico lo mejor es ser asesorado por un especialista.
El aroma puede encantar al olfato, pero, como señalan los aromaterapeutas, las propiedades que pueden ayudar a la salud y al bienestar están en la esencia de la planta.
Quizás este encuentro con las propiedades de la naturaleza sea un saludable encuentro, no sólo para el cuerpo y la mente, sino también para el alma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada